Investigación

Proyectos

La terapia asistida con animales, es actualmente, un método de intervención terapéutica con objetivo asistencial y rehabilitador, ampliamente reconocido y aceptado. Diferentes entidades, profesionales y bibliografía, constatan la veracidad de dicha afirmación, con investigaciones como por ejemplo la que desarrolló el Doctor David Nathalson, pionero en el estudio de los beneficios producidos por la utilización de la terapia asistida con delfines, en las instalaciones del Dolphin Research Centre, en Florida, donde parte de la hipótesis de que los problemas de aprendizaje que presentan niños con discapacidad mental, no es tanto una incapacidad para el aprendizaje en sí, sino un la dificultad para prestar atención, lo que llamó la “Hipótesis de la Atención Deficiente”.

Su trabajo consistió en intervenir a 6 menores con diferentes diagnósticos con la ayuda de la interacción con delfines, y evaluar dicha repercusión, con el fin de refutar la hipótesis de partida. Para ello, se les encargó a los niños que memorizaran unas pocas palabras, y si el niño era capaz de concentrase y aprender palabras de la lista, se le recompensaba dejando que dicho menor jugara con el animal. Tras las evaluaciones, se observó que en estos niños que se daba un aumento de entre 2 a 10 veces más aprendizaje que la obtenida en las aulas convencionales, así como el hecho de que en un 50% de los casos, podían retener las lecciones incluso un año después de la terapia.

Otras actividades terapéuticas, donde el uso de los animales produce efectos beneficiosos en la persona que lo recibe, es el que encontramos sobre la rehabilitación de aviadores del Army Air Convalescent Center, en Pawling, Nueva York (1944-1945), donde se utilizaban los animales con el objetivo de distraer a los militares que recibían intensos programas terapéuticos.
Y fue en 1953, cuando el psiquiatra Boris M. Levinson, observó como el hecho de simplemente tener la presencia de su perro durante las sesiones, facilitaba la comunicación, expresión de emociones, además de traspasarse los efectos que causaba el animal en la persona (afecto) al propio psiquiatra, lo que ayuda a la adhesión terapéutica tan necesaria en el contexto terapéutico, para obtener los fines establecidos en la terapia.

Desde nuestra entidad, nos planteamos como uno de los objetivos fundacionales el estudio, registro e investigación de los beneficios de la Terapia Asistida con Animales, y en concreto, la utilización de animales exóticos (leones marinos principalmente). Para ello, tiene abierta varias vías y programas de intervención terapéutica, diseñados por profesionales que buscan estimular o mejorar la calidad de vida de los colectivos vulnerables a través de intervenciones asistidas por estos animales.

Esta principal inquietud se concreta en 3 programas bien diferenciados:


Programa de investigación TAO.

Desde el año 2006, la Fundación Río Safari Elche viene trabajando en el estudio de los beneficios que puede tener para diferentes colectivos la realización de programas terapéuticos con un número de sesiones repetidas, con el apoyo de nuestros queridos otáridos.
Este programa está dirigido a familias que de forma particular, nos trasladan su deseo de participar en nuestras terapias. Por ello, FRSE dedica su mayor parte del calendario terapéutico, a proporcionar intervención terapéutica a dichas familias. Para ello, se lleva a cabo una evaluación y análisis exhaustivo de cada participante de forma previa a la intervención para marcar los objetivos terapéuticos, un análisis durante las sesiones, y posterior a nuestra intervención, con el fin de obtener datos cuantitativos con los que comprobar la consecución de los objetivos terapéuticos marcados para cada uno de los beneficiarios intervenidos, así como obtener una prueba de la eficacia de nuestro trabajo.
En dicho programa puede participar cualquier persona que necesite de nuestras terapias, buscando realizar un tratamiento rehabilitador y complementario al que llevan a cabo de forma habitual en su vida cotidiana. Para ello, realizamos grupos homogéneos tanto en edad, discapacidad como grado de minusvalía, con el fin de conseguir objetivos terapéuticos grupales no sólo individuales.


Programa de intervenciones puntuales.

Baños terapéuticos. En este programa, y utilizando un número reducido de sesiones, trabajamos desde una praxis enfocada al bienestar del participante. El efecto beneficioso con este tipo de intervenciones, pasa principalmente por lo que Karasu (1986) denominó affective experiencing, es decir, la vivencia de experiencias con gran carga afectiva como un ingrediente esencial para el éxito en un proceso psicoterapéutico.
En este sentido, el equipo de profesionales de la Fundación, planifica las sesiones con el claro objetivo de proporcionar una experiencia de bienestar en los participantes, aunque sin renunciar a la estructuración de dichas sesiones para adaptarlas al perfil de vulnerabilidad de los participantes. Este es un programa donde se enfoca y dirige sobre todo a entidades sociales. Por ello, se considera que es mejor proporcionar la actividad a todos los usuarios y socios de dicha entidad, con el fin de que todos los interesados puedan participar en estos baños terapéuticos.


Programa “Granja Socializadora”.

Este programa terapéutico busca fomentar el desarrollo de capacidades y recursos personales de menores que se encuentran en riesgo de exclusión social a causa de su institucionalización por parte de Consellería de Bienestar Social, quien se ve obligada a quietar la custodia del menor a la familia de forma temporal o indefinida, debido a su situación y/o entorno, expone a estos menores a una situación de riesgo, ya sea económica, física y/o psicológica.
Se realiza una intervención terapéutica innovadora, donde gracias a la interacción y cuidado de animales de granja, trabajan los objetivos de cumplimiento de horarios, normas sociales, mejoras en empatía, en sensibilización y cuidado del medio ambiente, entre otros objetivos terapéuticos más específicos y centralizados en función a cada individuo. Actualmente se ha ampliado dicho programa, firmando un convenio de colaboración con la Generalitat Valenciana, para que puedan participar en él menores con medidas judiciales de medio abierto.