Instalaciones

Instalaciones y animales

La Fundación Río Safari Elche tiene su sede en Río Safari Elche, centro de conservación de especies exóticas con más de 30 años de experiencia, y empresa mecenas de nuestra entidad, de la cual se nutre tanto de sus instalaciones como de la obtención de animales aptos para desarrollar nuestras terapias.


Instalaciones

La Fundación es pionera en el desarrollo de la introducción del León Marino como animal óptimo para tratamientos terapéuticos, así como el estudio sobre la repercusión producida por este animal como facilitador de la terapia y el estado de bienestar de los animales incluidos en estos programas. Estos excepcionales animales, desde su nacimiento están adaptados al contacto con el ser humano, empezando por sus cuidadores para posteriormente ampliar el contacto a otras personas, siempre desde el cariño y refuerzo positivo, lo que causa en el animal un carácter muy sociable. Desde la FRSE se ha establecido un protocolo de evaluación que permite saber el estado del animal en cada momento de la intervención, siendo su bienestar un objetivo prioritario.

Tras el éxito de la primera experiencia piloto en Terapia Asistida con leones marinos, Río Safari Elche decide construir una instalación totalmente adaptada, con el objetivo de poder ampliar los beneficios. Las características de las piscinas son:
- Piscina exterior de medidas: 15 x 20 metros.
- Profundidad: 1,20 m.
- Rampa para el acceso de sillas de ruedas.
- Situado junto a las piscinas-dormitorio de nuestros animales de terapia.
- Vestuario accesible para personas con silla de ruedas junto a la piscina.




En la actualidad, seguimos trabajando con Aragón, uno de los pilares fundamentales de nuestra terapia, con amplia experiencia como aliado terapéutico, ya que desde nuestros inicios ha sido uno de los colaboradores principales en nuestra intervención, siendo su principal característica, la relajación y seguridad que transmite a todos gracias a su comportamiento relajado y tranquilo. Además, hemos incluido a otros dos excepcionales ejemplares de león marino californiano, Nerón y Nanú dos hermanitos de padre, con amplia experiencia como animales de terapia.

Curro es un león marino californiano nacido el 15 de junio de 2003, en el Zoo de Vergel. Tiene una amplia experiencia como animal de terapia, empezando junto con Aragón en nuestras intervenciones, encontrándose especialmente cómodo con los niños. Tiene un carácter activo, sociable y afectuoso. Nos sorprende por su gran agilidad, fortaleza, carisma y por el aspecto majestuoso y tamaño alcanzado, ya que ha alcanzado su madurez física llegando a pesar 200 kg. Es por ello, que su utilización la dedicamos a colectivos concretos como menores tutelados, población reclusa, menores con medidas judiciales y otros colectivos en riesgo de exclusión social.
Aragón es un león marino californiano nacido el 13 de junio de 2003, vino junto a Curro desde el Zoo de Vergel. Como hemos comentado, es uno de nuestros pilares principales en el tratamiento. Es un animal muy cariñoso, dócil y tranquilón, siendo característica principal su actitud más relajada que la del resto. Transmite mucha ternura a todos los que interaccionan con él, ya que es un ejemplar al que le encanta las caricias de todos, no importándole si son niños, adultos o ancianos, y al que dar besos es su pasión, siendo en ocasiones una variable a tener en cuenta a la hora de realizar determinados ejercicios con él, ya que siempre que puede “planta” besos a todo el que puede.
Nerón es un león marino californiano nacido el 15 de junio de 2007. Viene del Zoo de Múnich junto con su hermanita Nanú. Desde 2012, Nerón ha colaborado en intervenciones terapéuticas, en un tiempo más limitado al tener en cuenta su juventud. Su característica primordial es su gran agilidad y equilibrio, siendo un experto en la realización de saltos y en el equilibrio a la hora de mantener la pelota mientras nada, ejercicio que le hipnotiza prefiriendo éste a cualquier otro. Es más activo y nervioso que los dos anteriores, pero está justificado por su corta edad y por su preferencia a ejecutar ejercicios donde haya que desplazarse rápido, moverse y saltar.
Nanú es nuestra única hembra de león marino californiano, nacida el 8 de junio del 2007, y procedente del Zoo de Múnich. Su intervención en terapia aún no se ha producido, asimismo contamos con ella para futuras intervenciones. Su principal característica es que se trata de un ejemplar realmente activo y “movido”, al cual le encanta nadar muy rápido, siendo una de las virtudes que destacamos de ella, siendo un buen ejemplo para demostrarnos la velocidad y agilidad que puede alcanzar un león marino en su nado.